México acogerá a más cubanos y nicaragüenses expulsados por EU — sin-fronteras
Usted está aquí: Inicio / Norte / México acogerá a más cubanos y nicaragüenses expulsados por EU

México acogerá a más cubanos y nicaragüenses expulsados por EU

La Jornada Sin Fronteras

El diario estadounidense The Washington Post revela en su edición de hoy que el gobierno de México ha aceptado recibir a más inmigrantes cubanos y nicaragüenses expulsados ​​por Estados Unidos bajo la orden de salud pública conocida como Título 42.

Según la versión difundida por este diario --que cita a tres funcionarios estadounidenses y dos funcionarios mexicanos con conocimiento del arreglo--, “el acuerdo es potencialmente significativo porque el gobierno mexicano tiene más libertad para llevar a cabo vuelos de deportación a Cuba y Nicaragua, naciones cuyas frías relaciones con Washington limitan severamente la capacidad de Estados Unidos para devolver a sus ciudadanos”.

Este acuerdo negociado con funcionarios mexicanos en el curso de los últimos días coincide con la reciente visita del canciller Marcelo Ebrard a Washington y con la llegada de inmigrantes cubanos a la frontera de Estados Unidos y México en cifras récord.

Según funcionarios de inmigración y aduanas, poco más de 150 mil inmigrantes de Cuba llegarán este año. Durante varias décadas los cubanos que trataban de huir de la Isla en busca de una vida mejor en EU se arriesgaban a bordo de embarcaciones destartaladas para alcanzar la “tierra prometida” en las cistas de la Florida.

Ahora, según estos mismos funcionarios citados por medios estadounidenses, “vienen en cantidades récord, pero esta vez a pie, con la ayuda de Nicaragua, que el año pasado eliminó los requisitos de visa para los cubanos, dándoles un punto de apoyo en América Central para viajar por tierra a través de México a los Estados Unidos”.

“Durante las conversaciones sobre migración en las últimas semanas encabezadas por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el secretario de Estado, Antony Blinken, los funcionarios mexicanos acordaron recibir de vuelta a una cantidad significativamente mayor de cubanos y nicaragüenses”, asegura The Washington Post sin citar por nombre a ninguno de los representantes del lado mexicano.

“Un funcionario dijo que el gobierno mexicano le pidió a Estados Unidos que se abstuviera de devolver cubanos y nicaragüenses en ciertas áreas, como el concurrido Sector Del Río de la Patrulla Fronteriza, donde ambos países carecen de capacidad de procesamiento. Pero el funcionario estadounidense dijo que el número de cubanos y nicaragüenses que regresan probablemente sea de miles.

“Dos altos funcionarios mexicanos dijeron que el acuerdo se alcanzó el 26 de abril y que México estaba aceptando “números muy limitados” de cubanos y nicaragüenses.

“Esto se hizo debido al aumento exponencial de llegadas de ambos países a México y Estados Unidos”, dijo un alto funcionario mexicano citado por el Post.

Apenas el pasado martes, el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard no reconoció ningún acuerdo durante sus comentarios públicos luego de las conversaciones en Washington, pero dijo a los periodistas en conferencia de prensa que su país no daría un “pase libre” a nadie que se dirigiera a la frontera con Estados Unidos.

“Puedes pedir refugio, puedes pedir asilo, puedes ser un trabajador temporal… pero lo que no vamos a permitir es que México se convierta en un país en el que cualquiera puede pasar sin más y no sabemos quiénes son”. son”, dijo Ebrard.

Esta no es la primera vez que México acepta a deportados de Cuba o Nicaragua. De hecho, las autoridades mexicanas han aceptado previamente el retorno de cubanos, nicaragüenses y otras nacionalidades bajo la orden del Título 42, que los agentes estadounidenses pueden usar para devolver rápidamente a los migrantes y negarles la oportunidad de buscar asilo bajo la ley estadounidense.

En los últimos meses, sin embargo, México ha limitado en general los retornos de migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador, además de sus propios ciudadanos.

Con información de The Washington Post y The New York Times